LUXACIÓN DE LA GLÁNDULA LAGRIMAL DEL TERCER PÁRPADO

LUXACIÓN DE LA GLÁNDULA LAGRIMAL DEL TERCER PÁRPADO

Publicado en: Investigación, Hospital | 0

Cherry eyes (ojo de cereza)

Nuestros perros y gatos disponen de un tercer párpado que recibe el nombre de membrana nictitante. Se trata de una estructura móvil situada entre la córnea y el párpado inferior, localizada en la porción medial (nasal). Su función principal es proteger la córnea, además de participar en la distribución de la película lagrimal precorneal.

En su base se halla una glándula lagrimal, conocida como glándula lagrimal accesoria o del tercer párpado, la cual es la encargada de  producir entre un 30 y un 50% de la película lagrimal normal de nuestra mascota.

 

Una de las patologías más frecuentes asociadas al tercer párpado es el prolapso de dicha glándula. También es conocida como cherry eye (ojo de cereza) y ocurre con mayor frecuencia en los perros menores de un año de vida y muy ocasionalmente en los gatos.

Hay razas con mayor predisposición, como son el Cocker spaniel y las razas  braquiocefálicas o chatas (Bulldog inglés y Bulldog francés entre otras).

Su manifestación es muy característica, ya que podemos observar directamente la glándula prolapsada. Se observa como una masa rojiza y lisa que se asoma por detrás del borde libre del tercer párpado y su presentación puede ser tanto unilateral como bilateral.

Su origen se desconoce a ciencia cierta, aunque normalmente va asociado a un problema inflamatorio de la membrana nictitante, además de la laxitud del tejido de sostén de la propia glándula.

En etapas iniciales podemos devolver la glándula a su posición mediante su manipulación y aplicación de tratamiento médico, pero su recurrencia es casi inevitable. Por ello, su tratamiento definitivo será quirúrgico. La cirugía consiste en reintroducir la glándula en su posición anatómica mediante la generación de un bolsillo o realización de técnicas de anclaje.

Como hemos comentado anteriormente, esta glándula produce un importante porcentaje de la lágrima de nuestras mascotas, por lo que nunca debemos plantearnos su escisión (a excepción de en determinadas neoplasias o tumoraciones del tercer párpado).  Su extirpación, pude favorecer la aparición de  queratoconjuntivitis seca u ojo seco.

La importancia de reposicionar la glándula, no sólo es por motivos estéticos, sino para intentar conservar una función lagrimal normal y evitar la desecación, inflamación e infección secundaria de la glándula entre otros motivos.

Por ello, en caso de  apreciar en su mascota este problema, es muy importante que acuda a su veterinario  para que le haga una exploración ocular completa y poder ponerle solución lo antes posible.

Dejar un comentario

Información sobre protección de datos

Responsable: Clínica Veterinaria M.M.M S.L.U.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de privacidad