OTITIS CANINA Y FELINA

Publicado en: Investigación, Hospital | 0

La otitis se define como una inflamación aguda o crónica del canal auditivo.

En función de la profundidad de la patología, las otitis se clasifican en dos tipos:

  • Externa: La zona inflamada va desde el tímpano hastael pabellón auricular. Es la más común, pero puede evolucionar a la siguiente. Es una de las enfermedades más habituales en la clínica veterinaria, afectando hasta un 20% de los perros y un 6% de los gatos.
  • Media-Interna: La inflamación afecta al tímpano y a las estructuras más internas del oído. Pueden aparecer síntomas nerviosos.

En la patogenia de las otitis externas se distinguen como causas los factores primarios, predisponentes y perpetuantes.

Dentro de los Factores primarios encontramos las alergias, los ectoparásitos, desórdenes de queratinización, enfermedades autoinmunes, cuerpos extraños y tumores.

Los Factores predisponentes provocan que el animal sea más susceptible a padecer la otitis, no siendo la causa directa de la inflamación. En estos casos podemos encontrar la humedad en el conducto auditivo, irritación iatrogénica y animales con orejas caídas o  con gran cantidad de pelo en esa zona.

Por último, como Factores perpetuantes tenemos los factores secundarios debidos a una causa primaria que son capaces de continuar con la respuesta inflamatoria a pesar de que la causa primaria haya desaparecido. Dentro de este tipo encontramos infecciones bacterianas y/o fúngicas, hipertrofia del canal auditivo y otitis media.

¿Cómo identificarla?

Pueden aparecer una serie de síntomas comunes en ambos tipos de otitis, pero sobretodo en la otitis externa, como:

  • Sacudidas de cabeza constantes.
  • Rascado de las orejas de manera contínua.
  • Frotar la cabeza contra objetos para rascarse.
  • Inquietud
  • Mal olor del oído con secreción amarillenta o negruzca.
  • Enrojecimiento del pabellón auditivo y conducto.
  • Movimientos en círculos del animal.
  • Ladeo de cabeza

Tratamiento

En general, el tratamiento debe basarse en eliminar la causa primaria, controlar las infecciones secundarias y mantener el conducto auditivo limpio y seco. Dependiendo de la gravedad del cuadro, se utilizarán un tipo de tratamiento u otro, pudiendo necesitar en casos graves una buena limpieza bajo anestesia general.

En cuanto a los tratamientos, se pueden utilizar sustancias tópicas o sistémicas como acaricidas, antibióticos, antifúngicos, antiinflamatorios u otro tipos de tratamientos. Raramente está indicada la cirugía en otitis externas.

Generalmente, después de una investigación y diagnóstico cuidadoso, los procedimientos de limpieza y un tratamiento adecuado permiten la resolución del problema. Las recurrencias están frecuentemente asociadas a enfermedades subyacentes no reconocidas y no tratadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

Responsable: Clínica Veterinaria M.M.M S.L.U.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de privacidad