PROPTOSIS DEL GLOBO OCULAR

PROPTOSIS DEL GLOBO OCULAR

Publicado en: Prensa | 0

 Prolapso o salida del globo ocular de su órbita.

La proptosis ocular consiste en la salida del globo ocular de su órbita, quedando éste atrapado por delante de los párpados. Tras su luxación, se desencadenan rápidamente alteraciones de las estructuras extraoculares que pueden dar lugar a su vez, a daños irreversibles a nivel intraocular y del nervio óptico.

La causa más común son fuertes traumatismos, como atropellos, caídas de grandes alturas, golpes romos, mordeduras, peleas, etc.

Hay factores que predisponen a sufrir una proptosis, y uno de ellos es la raza. Las razas braquiocefálicas (Pekinés, Carlino, Shih Tzu, Bulldog francés…) tienen mayor predisposición debido a que presentan una cavidad orbitaria menos profunda y una mayor apertura palpebral. Esto hace que incluso situaciones de hiperexcitabilidad o determinadas manipulaciones como inmovilizar al animal por la piel de detrás de la nuca puedan provocar una proptosis.

En caso de que ocurra en gatos o perros de otras características anatómicas (dolicocéfalicos o mesocefálicos), el pronóstico empeora, ya que el traumatismo generado para producir la proptosis ha de ser de mayor intensidad.

Se trata de una de las urgencias oftalmológicas de mayor gravedad y es importante que sea atendido con la mayor brevedad posible.

Mientras acude a su centro veterinario, es importante evitar la desecación de la córnea, mediante la constante aplicación de lágrima artificial o irrigación con suero salino fisiológico frío, así como poner gasas humedecidas sobre el globo ocular. También es importante evitar que el animal se autolesione.

El veterinario será la persona encargada de valorar la viabilidad del globo ocular y si es posible su reposición en su lugar anatómico teniendo en cuenta que cuanto antes sea intervenido, mejor será el pronóstico.

Hay factores pronósticos negativos para la conservación del globo ocular, que hacen que su reposición no esté indicada. En estos casos se recomendaría realizar una enucleación directamente (extirpación del globo ocular). Estos factores serían: rotura de 3 o más músculos extraoculares, hifema o sangrado severo en cámara anterior, laceración corneal o escleral, sección obvia del nervio óptico.

En caso de que su reposición esté indicada, ésta se realizará bajo anestesia general. Es importante realizarla lo antes posible, ya que la córnea está desprovista de la protección de los párpados (permanecen bloqueados y por detrás del globo ocular) lo que conlleva un daño corneal continuo y progresivo. La córnea empezará a secarse y pude llegar a ulcerase e incluso perforarse en cuestión de pocas horas.

Dejar un comentario

Información sobre protección de datos

Responsable: Clínica Veterinaria M.M.M S.L.U.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de privacidad