¿ Por qué mi gato me muerde?

¿ Por qué mi gato me muerde?

Publicado en: Investigación, Hospital | 0

AGRESIVIDAD POR JUEGO

 

La agresividad en el juego es uno de los problemas de comportamiento más frecuente en los gatos.

El primer punto que debemos aclarar es que la caza y el juego de los felinos comparten numerosas secuencias de movimiento, por lo que podemos confundir la intención de nuestra mascota.

Cuando el gatito es joven puede resultar divertido estimularlo con nuestras manos y/o pies viendo como acecha e intenta «cazarnos». Sin embargo, cuando esta acción se produce en momentos no deseados o cuando nuestro amigo se hace mayor, ganado peso y fuerza, puede llegar a ser molesto.

Debemos ser conscientes que lo que le enseñemos de pequeño, será lo que hará de adulto.

Los dos factores desencadenantes suelen ser:

– Un manejo inadecuado del juego.

– Falta de estimulación.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Desde edades muy tempranas se recomienda jugar utilizando accesorios que impliquen la interacción del propietario con su mascota. Es decir, cañas con plumas, cintas, ratones eléctricos…

                                                

 

Si ofrecemos juguetes sin movimiento propio: pelotas, ratones… el gato puede aburrirse enseguida y parar la actividad.

Por el contrario, un juguete que nunca puede alcanzar, como puede ser un  láser, puede llegar a frustrar a nuestro felino, dando lugar a otros problemas.

Es importante, también, destinar un tiempo al día para esta interacción. Si el gato no «gasta» sus ganas de jugar, se irán acumulando y es posible que en el momento menos oportuno, como puede ser en mitad de la noche, nos reclame atención y actividad.

También resulta conveniente entender que no debemos reñir a nuestra mascota con un castigo físico, ya que puede desencadenar en otras patologías como la agresividad por miedo.

Ante la duda, la mejor opción es recurrir a nuestro veterinario de confianza para comentar nuestras cuestiones, y en caso de ser necesario nos remita a un Etólogo.

Por todo ello, no debemos olvidar que un felino, por pequeño que sea, requiere atención, cuidados, actividad y un buen conocimiento de sus necesidades para poder cubrirlas de la mejor manera.

 

 

Dejar un comentario

Información sobre protección de datos

Responsable: Clínica Veterinaria M.M.M S.L.U.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.

He leído y acepto la Política de privacidad